¿Cómo evitar que las cerraduras se atasquen?

En el ámbito de la cerrajería, uno de los inconvenientes que suceden con mayor frecuencia, es que las cerraduras se atasquen, y para evitar esta situación, aquí te presentamos una serie de consejos gracias al cerrajero Barrio de Salamanca, buscando que con el tiempo deje de funcionar o que debas llamar a un cerrajero y por ende, gastar dinero de manera imprevista.

¿Cómo puedes evitar los atascos en las cerraduras?

No existe cerradura en el mercado que esté exenta de quedar atascada, aunque es una posibilidad que se incrementa en las cerraduras que son usadas muy pocas veces, como es el caso de las que están instaladas en las puertas de los trasteros y de armarios. Entonces, para que esto no suceda, debes hacer lo siguiente

Engrasar tanto las cerraduras como las llaves

En caso que te percates que tu cerradura comience a mostrar alguna evidencia de atascamiento, debes engrasarla, así como a tus llaves, para que no vuelvas a tener este problema. Para ello, debes usar un pincel y untarlo con aceite, que aplicarás en las zonas de contacto de la llave, que introducirás en la cerradura para dejar engrasadas sus partes. Cuando la cerradura se encuentre totalmente engrasada, funcionará con mucha suavidad, y así no tardarás mucho en abrir la puerta.

Toma en cuenta el uso de parafina y agua caliente

De esta manera emplearás ambos elementos: Mete la llave en agua caliente y luego, en parafina y cuando la llave esté impregnada de parafina en su zona de contacto con la cerradura, la metes dentro de esta última, ya que la parafina tiene propiedades lubricantes con las que la cerradura puede volver a funcionar. Incluso, es algo que se recomienda en caso que la cerradura esté gravemente atascada.

Usar minas de lápiz

Si el atasco de la cerradura no es muy grave, puedes usar minas de lápiz, con las que pintarás los dientes de la llave para después introducirla en la cerradura. Por si no lo sabías, la mina de un lápiz puede servir para lubricar la parte interior de la cerradura y que esta vuelva a trabajar de manera normal. Claro está, es algo que puede funcionar si el atasco no es muy complicado.

Despojar a la puerta de la cerradura

Puede ser insólito, pero hay personas que se han decantado por sacar de la puerta a la cerradura, para evitar que esta impida la entrada a la vivienda, a quienes viven en ella. No obstante, se crea una situación de inseguridad en el recinto, porque cualquier hombre o mujer podrá ingresar al hogar sin nada que se lo pueda impedir. No es la mejor idea y si has pensado en hacer esto, lo mejor es que desistas para no pasar malos ratos.

Contratar a un cerrajero para reparar la cerradura

A lo mejor no quieres contactar a un cerrajero, porque sientes que su servicio será oneroso. Sin embargo, hay momentos en que tendrás que hacerlo ya que en caso que los consejos anteriores no te hayan funcionado, no tendrás alternativa en este sentido.